El Gobierno nacional determinó que a aquellos jubilados que perciban al menos dos beneficios previsionales (por ejemplo, jubilación y pensión del sistema nacional) se les aplicará el Impuesto a las Ganancias cuando su ingreso total sea superior a seis veces el haber mensual mínimo ($55.854).

 

Según datos oficiales de la Anses, aproximadamente un 20% de los jubilados tiene dos beneficios. Esto no quiere decir que todos estén alcanzados porque deben superar los poco más de 55.000 pesos, pero se cree que muchos más jubilados comenzarán a pagar a partir de esta nueva fórmula de cálculo.

 

Concretamente cuando se superen los 55.854 pesos netos, entra a regir la misma tabla de alícuotas progresivas que para los trabajadores activos. Es decir que cuanto más se exceda, más alta será la tasa de imposición.

 

A partir de esta resolución, el Ombudsman de la Tercera Edad, Eugenio Semino, dijo que la decisión "es inconstitucional" y adelantó que recurrirán a la Justicia. "El haber jubilatorio es un sueldo diferido; es decir que si a esas personas ya le descontaron ganancias como trabajador activo, se está haciendo una doble imposición".

 

"Nuestro sistema político institucional tiene un empecinamiento en el despropósito; a mi criterio, ya aplicar ganancias sobre sueldos es incorrecto, y sobre los haberes jubilatorios es una exageración", enfatizó Semino.

 

Fuente: Infobae.