Otro día negro se transita en la economía argentina. El Riesgo País se fue por los aires y el dólar roza los 45 pesos. En este escenario, Mauricio Macri considera que la falta de fé de los mercados internacionales en Argentina se debe a los resultados electorales arrojados por las encuestas en el último mes. 


"Ahora está todo cruzado por la elección, el mundo duda que por ahí los argentinos quieren volver atrás y eso da mucho miedo al mundo, aumenta el riesgo país, toman posiciones defensivas, pero yo creo que están equivocados, que los argentinos no van a volver atrás", fue lo que tuvo para decir Macri ante la inestabilidad económica. 

El presidente insiste con mantenerse optimista en cuanto al panorama electoral. Sin embargo, viajó a Santa Fé, en principio, para apagar el incendio que dejó su compañera Elisa Carrió, cuando vinculó al candidato socialista Bonfatti con bandas narco. "Los argentinos aprendimos que la magia no existe, que el mesianismo nos lleva a destruir la sociedad y que los comportamientos patoteriles no sirven", señaló.

El mandatario sigue queriendo sostener la esperanza en su candidatura. Todo indica que se sustenta principalmente en el apoyo del Fondo Monetario al plan económico. "Nunca en la historia se dio un crédito tan grande como el que le dio el FMI a la Argentina y eso es porque el mundo quiere que vayamos por el camino de la normalización", cerró.

 

Fuente: Política Argentina