El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció este sábado el lanzamiento de nuevas líneas de financiación para el sector gastronómico tras la entrada en vigencia de las restricciones por coronavirus.

“Vamos a financiar a los gastronómicos para que puedan comprar equipos de calefacción exterior para el invierno”, anticipó el funcionario en diálogo con AM750. Una de las prohibiciones que golpea al rubro de bares y restaurantes es la imposibilidad de prestar servicio en locales cerrados. 

En este sentido, Kulfas volvió a enfatizar en que desde el Gobierno "sabemos que hay sectores que vienen muy golpeados", por lo que ratificó: "los vamos a seguir apoyando”.

“Dejamos el REPRO - Programa de Recuperación Productiva - abierto, porque sabíamos que íbamos a continuar con algunas restricciones", apuntó el funcionario.

“Vamos a reforzar el REPRO como se reforzaron las políticas sociales”

El ministro de Desarrollo Productivo repasó el incremento del 50% en el Repro II que anunció su par de Trabajo, Claudio Moroni, y adelantó que "nuevas herramientas" de asistencia para el conjunto de los sectores que también resulten afectados.  

"Queremos cuidar la salud y cuidar a nuestras empresas para que la economía pueda reactivarse, por eso en los próximos días vamos a analizar la situación de algunos sectores y trabajaremos en herramientas para asistirlos”, continuó. 

Aumento de precios y medidas de control

Durante la entrevista de este sábado, Matías Kulfas cruzó a las empresas que "especulan con el precios de los alimentos", y anticipó que la semana que viene se llevarán adelante reuniones para llegar a "nuevos acuerdos”

“Hay empresas de alimentos que han especulado, otras que generaron aumentos preventivos por el reacomodamiento de costos. Detectamos situaciones escandalosas, como compañías que aumentaron un gramo los paquetes de galletitas para aumentar un 50 por ciento" su valor, acusó el funcionario. 

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) puso en marcha un nuevo operativo de inspecciones para asegurar el cumplimiento de los precios en las cadenas de supermercados, la ley de abastecimiento e incluso la posiibilidad de un aumento en las infracciones a quienes violen la normativa. 

 

 

 

Fuente: BAE Negocios