El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el costo la canasta básica aumentó 3,3% en febrero, con lo que una familia tipo necesitó ingresos por 17.537,88 pesos para no caer debajo de la línea de pobreza.

Los cálculos aplican para la denominada “canasta total”, que incluye alimentos, tarifas de servicios públicos e indumentaria y fue estimada para una familia compuesta por padres y dos hijos.

Pero si la lupa se pone solamente sobre el valor de la canasta alimentaria (CBA) se notará que ésta aumentó en febrero 2,9%. Esto significa que la misma familia necesitó $ 6.987,20 solamente para comer.

Mirando el cuadro comparativo encontramos que ambas canastas aumentaron durante el primer bimestre del año 5,2%, mientras que en los últimos doce meses la primera acumuló un incremento de 24,2% y la segunda de 28,3%.