La economía argentina está que arde y los trabajadores no llegan a fin de mes. El colectivo aumentó, el gas se paga en cuotas y una de las tradiciones más autóctonas también está en peligro de extinción: el asado.

La carne tuvo un incremento en muchos de sus cortes y hacer un asado cuesta más del 50% que hace un año y todavía se esperan más incrementos.

Si uno se junta con 4 amigos y para no gastar demasiado decide solo optar por los cortes tradicionales el asado podría costar poco más de $563, pero con un detalle: el precio es por 4 chorizos, un kg de vacío, otro de asado y no tiene en cuenta el pan para el embutido, ni la bebida, ni el carbón, ni la guarnición. Hace un año el mismo asado costaba 200 pesos menos y si uno hace la comparación con una reunión en 2016 la diferencia es del 133%.

Si el asado agarrara al grupo de amigos a principio de mes o después de cobrar el aguinaldo y decidiera optar por uno más contundente, los 4 deberían juntar $956 con el mismo asterisco: el precio es sólo por la carne.

 

Fuente: Minuto Uno.