Estados Unidos es uno de los países más afectados tras la propagación del coronavirus, teniendo casi 90.00 muertos hasta el momento. La preocupación se dirige hacia las medidas que ha tomado Trump, que no cree en el aislamiento. En medio de esta situación, se comenzaron a verse avispas asesinas causando heridos y ahora aparecieron abejas azules.

La fauna en Estados Unidos también vive una fuerte preocupación, ya que las avispas asesinas oriundas de Asia estaban acabando con las abejas y también causando graves heridas a las personas, en ocasiones llevándolos a la muerte.

Pero en medio de estas situaciones alarmantes, especialistas descubrieron que una rara especie volvió a sus tierras y se trata de la abeja azul, que no era vista desde el 2016 y se creía que ya no existía.

“Estaba abierto a la posibilidad de no encontrar la abeja en absoluto, así que el primer momento en que la vimos en el campo fue realmente emocionante. Observamos una pequeña abeja azul brillante agarrando una flor. Ese comportamiento es inusual y una característica única de la abeja de calaminta azul”, indicaron desde el Museo de Historia Natural de Florida.

Esta especie tiene diversas características que la distinguen de las demás abejas y uno de ellas es que tienen vello facial poco común que usa para recolectar polen, indicó Chase Kimmel , investigador del museo de Florida que realizaron el hallazgo.

 

Fuente: La 100 radios