El vulcanólogo Iván Kulakov advirtió que en un futuro cercano pueden desencadenarse una serie de erupciones volcánicas a nivel global, que alterarían el clima en el planeta.

El miembro de la Academia de Ciencias de Rusia brindó una entrevista al diario Kommersant y explicó que se pueden provocar modificaciones climáticas de tal magnitud como la caída de nieve en verano. "Desde el punto de vista de la actividad volcánica, vivimos en  un periodo asombrosamente tranquilo. Normalmente las erupciones globales ocurren una o dos veces en 100 años, pero en los siglos XX y XXI no se han producido", explicó.

Es justamente la falta de actividad el principal factor que Kulakov tomó en cuenta para hacer su vaticinio, ya que pasamos tanto tiempo sin erupciones, podrían darse varias en simultáneo.

La última erupción global fue la del volcán de Krakatoa (Indonesia), que sucedió en 1882. Según los relatos, en Europa se observaron fenómenos como ocasos de aspecto "absolutamente psicodélico", detalló el portal RT.

El Krakatoa y el Tambora, otro volcán indonesio, lanzaron volúmenes magmáticos de entre 25 y 150 kilómetros cúbicos, una cifra que adquiere aún mayor peso si se la compara con los apenas, 0,1 kilómetros que expulsó en 2010 el Eyjafjallajökull de Islandia. La erupción de hace una década provocó, sin embargo, la paralización de los vuelos en toda la zona.

Los importantes descensos de temperatura, lluvias y oscuridad generada por los volcanes de Indonesia derivaron en cambios radicales en el mundo, debido a la proliferación de epidemias, hambrunas y conflictos sociales. Incluso, se cree que la masiva muerte de caballos que generó impulsó el desarrollo de nuevos medios de transporte, como la bicicleta.

El fenómeno natural podría pasar en cualquier momento. "Simplemente, hemos tenido suerte de que no hayamos sufrido erupciones tan grandes desde hace tiempo", sentenció Kulakov.

 

Fuente: El destape