Tylee Ryan, de 17 años, y su hermano Joshua “JJ” Vallow, de 7, desaparecieron en Filadelfia. Luego de varios meses sin tener novedades sobre los dos menores, hallaron sus cuerpos en una de las propiedades del nuevo esposo de la madre de ambos, quien esta señalada como sospechosa en el crimen de sus hijos.

Al comenzar la investigación, Lori Vallow Daybell y Chad Daybell, madre y padrastro de las víctimas, quedaron detenidos. Y el hombre se declaró inocente del hecho, mientras que la mujer no dijo nada.

Pero quien aportó importantes datos a la causa es Melanie Gibb, a mejor amiga de Lori Vallow Daybell. La mujer indicó que en diversas ocasiones escuchó a la acusada hacer declaraciones raras sobre sus hijos.

 

“Gibb informa que cuando llegó a Rexburg, Lori Vallow le informó que JJ Vallow se había convertido en un ‘zombie'”, escribió en los documentos de la declaración el policía Ron Ball.

Y detalló: “Gibb informa además que el término ‘zombie’ se refiere a un individuo cuyo espíritu mortal ha abandonado su cuerpo y que su cuerpo ahora es el anfitrión de otro espíritu. El nuevo espíritu en un ‘zombie’ siempre se considera un ‘espíritu oscuro'”.

El pasado de Lori Vallow Daybell genera grandes dudas acerca de su autoría en el crimen de sus hijos, siendo que la mujer mató al padre de los menores. Le disparó y quedó en libertada, aludiendo que fue en defensa propia.

Luego de eso  se mudaron a Idaho, donde contrajo matrimonio con su actual pareja, quien había enviudado dos semanas antes. Ahora investigan la causa de la muerte de aquella mujer, que en su momento indicaron como “naturales”.

Sin embargo, hay otros datos que la posicionan en el asesinato ya que los niños fueron vistos junto a ella, su hermano Alex Cox y su esposo, por última vez en noviembre del 2019. Luego, los datos del celular de Cox lo indican  en el lugar donde fueron encontrados los cuerpo.

Alex Cox  murió en diciembre e intentan investigar si fue parte del crimen, luego que los niños fueron visto con él y su hermana.

 

Fuente: La 100 Radios