El grupo de rock británico Rolling Stones amenaza al presidente estadounidense, Donald Trump, con llevarlo a la justicia si sigue utilizando una de sus canciones “You Can’t Always Get What You Want” en sus campañas políticas.

Los rockeros están en relación con el organismo estadounidense de protección de los derechos de autor musicales, BMI, que ha anunciado que cualquier uso de una obra del mítico grupo británico durante la campaña electoral de Trump a la reelección en noviembre, violaría el acuerdo de licencia con la organización.

“La BMI ha informado al equipo de campaña de Trump en nombre de los Stones que la utilización no autorizada de sus canciones constituiría una violación de su acuerdo de licencia”, reza un comunicado publicado por el portal de información Deadline, con sede en Hollywood. El artículo de Deadline fue retuiteado por la cuenta oficial del legendario grupo en Twitter.

La campaña de Trump utilizó la canción “You Can’t Always Get What You Want” en su último mitin de Tulsa, en Oklahoma, aunque ya lo hizo una primera vez en un mitin de 2016.

"A pesar de las directivas de cese y desistimiento de Donald Trump en el pasado, los Rolling Stones están tomando medidas adicionales para impedir que utilice sus canciones en el futuro en cualquiera de sus campañas políticas", advierte el comunicado del legendario grupo británico replicado en el sitio especializado Hollywood Deadline.

El clásico "You Cant Always Get What You Want" fue uno de los temas más populares en los actos de Trump, y recientemente pudo ser escuchado nuevamente en el acto que el presidente de los Estados Unidos realizó en Tulsa, Oklahoma, lo cual motivó a la banda a emitir el comunicado en el que anticipa la posible demanda.

“A pesar de las directivas de cese y desistimiento de Donald Trump en el pasado, los Rolling Stones están tomando medidas adicionales para impedir que utilice sus canciones en el futuro en cualquiera de sus campañas políticas”, advierten en el comunicado. “En caso de que Donald Trump lo ignore y persista, será perseguido en justicia por haber incumplido el embargo y haber tocado música no autorizada”, señalaron.

Varios artistas se han negado a que Donald Trump utilice sus música. Recientemente, la familia de Tom Petty, muerto en 2017 por sobredosis, advirtió al presidente Trump que no utilizara “I Won’t Back Down” en el mitin de Tulsa. En un tuit la familia de Petty consideró que, además de no haber sido autorizado, el cantante nunca habría querido que su canción fuese utilizada “en una campaña de odio”.

El grupo de rock Queen también prohibió el uso de una de sus canciones más conocidas, “We Are the Champions”, en una aparición de Donald Trump en la convención republicana en 2016. El grupo había explicado en Twitter que su canción fue utilizada “contra su voluntad”. Adele, R.E.M, Neil Young... varios artistas o sus herederos también denunciaron el uso de sus obras en actividades republicanas.

Tom Petty on Twitter

Recordemos que la familia del recordado músico Tom Petty también debió manifestarse en contra del empleo del material del artista, y envió una orden de cese y desistimiento después de que Trump utilizara la canción "I Wont Back Down", también en Tulsa. 

"Trump no estaba autorizado de ninguna manera a usar esta canción para promover una campaña que deja atrás a demasiados estadounidenses y al sentido común", aseveró la familia de Petty vía Twitter.

"Tanto el fallecido Tom Petty como su familia se oponen firmemente al racismo y la discriminación de cualquier tipo".

 

Fuente: Crónica / Infobae