Organismos de Derechos Humanos chilenos realizaron un fuerte escrache contra un torturador y asesino de la dictadura de Pinochet que arrasó con el país lindero. 

Tal es así, que los carabineros tuvieron que intervenir para evitar que el hecho pase a mayores, cuando el represor les decía: "Vayan a trabajar" y preguntaba: "¿Estoy preso?", como si eso lo liberara de culpa y cargo. 

Marcos Spiro Derpich Miranda, alias “Gitano” se desempeñó como vicedirector de la represiva CNI y jefe de la división regional que funcionaba en el cuartel Pedro de Valdivia de la ciudad de concepción.

En este cargo planificó y dirigió un gigantesco operativo, que movilizó a cerca de 200 agentes para seguir, neutralizar y eliminar al MIR en cinco ciudades al sur del país.

 

Fuente: Diario Registrado