En pleno avance del coronavirus en Brasil, con más de mil casos, el presidente Jair Bolsonaro continúa sin tomar medidas drásticas pero sí sigue generado controversia con sus declaraciones y sus polémicas iniciativas.

“Es una histeria, van a morir algunos, pero no podemos perjudicar la economía para satisfacer al electorado tomando medidas absurdas como cerrar shoppings o iglesias; el pastor sabe conducir a su culto, él va a decidir…”, indicó el domingo durante una entrevista.

Incluso el presidente ultraderechista legó a calificar de “lunático” al gobernador de San Pablo, Joao Doria, por haber decretado una cuarentena de 15 días en el estado más poblado de Brasil para contener la expansión de la COVID-19

Tras estos nuevos dichos subestimando a la pandemia, este lunes Bolsonaro sorprendió con un decreto por el que habilitaba a empresas a suspender el pago de sueldos por cuatro meses, medida que fue fuertemente cuestionada y que tuvo que terminar revocando.

El objetivo de su fallida propuesta era, supuestamente, que las compañías puedan “enfrentar los efectos económicos” del coronavirus y “preservar empleos”.

Las reacciones:

 

¿Por qué es tendencia? on Twitter

 

 

Cuervo Peronista on Twitter

 

 

Salieri de Nik on Twitter

 

 

Fuente: Diario show