Según advirtió ayer la Organización Mundial de la Salud el nuevo coronavirus podría no “desaparecer nunca” y convertirse en una enfermedad con la que la humanidad tendrá que convivir.

“Tenemos un nuevo virus que penetra en la población humana por primera vez y, por lo tanto, es muy difícil decir cuándo podremos superarlo”, afirmó el director de emergencias sanitarias de la OMS, Michael Ryan, durante una conferencia de prensa virtual.

Y advirtió: “Este virus puede volverse endémico en nuestras comunidades, puede que nunca desaparezca”.

Otro elemento preocupante revelado por un estudio es que el coronavirus podría transmitirse no solo tosiendo o estornudando, sino también hablando.

Además, las autoridades de la OMS advirtieron sobre un posible aumento de suicidios y de trastornos que puede generar la situación de pandemia y confinamiento.

“La situación actual, con aislamiento, miedo, incertidumbre y crisis económica, puede causar trastornos psicológicos”, advirtió en una rueda de prensa digital Dévora Kestel, directora del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

 

Fuente: Infobae