La semana pasada una de las represas de la compañía minera Vale se rompió y generó una verdadera tragedia en la jurisdicción de Brumadinho, municipio de Minas Gerais.


Todo colapsó este viernes y un río con residuos minerales y lodo sepultó las instalaciones de la empresa y diversas viviendas en áreas rurales. El resultado fue fatal: al menos 58 muertos y más de 300 desaparecidos.
 

Las consecuencias de ello fueron, también, las peores para la propia Vale, que  suspendió el pago de dividendos a los accionistas y cae su cotización en Wall Street y San Pablo.


En las operaciones premercado en Nueva York los papeles se derrumbaban más de un 10%, luego del retroceso del 8% registrado el viernes. Mientras que en el bovespa brasileño caía casi un 20%.

 

 

El colapso de una presa en Brasil deja varios muertos

 

 

Fuentes: Infobae y La Vanguardia.