En el día de ayer, la farmaceútica Pfizer Inc. junto a la compañía BioNTech anunciaron el comienzo de un ensayo de fase final para su vacuna experimental contra el coronavirus.

En esa línea, desde las compañias afirmaron que la misma podría ser presentada a revisión regulatoria durante el mes de octubre. Si así ocurriera, se convertiría en el primer compuesto autorizado para combatir al COVID-19.

Pfizer y BioNTech indicaron que habían seleccionado una vacuna experimental líder en un programa de desarrollo más amplio y que procederán con un ensayo de fase final para evaluar la seguridad y eficacia de la vacuna en un régimen de dos dosis. 

A nivel mundial, los Gobiernos se encuentran intentando asegurar suministros de las vacunas -aún experimentales- para cuando estén listas. 

Según afirmaron Pfizer y BioNTech en el anuncio, su objetivo es obtener la autorización de lanzarla al mercado por un precio máximo de menos de US$20 por dosis

Tras el anuncio, la vacuna BNT162b2  pasó a un ensayo de su fase final, que contará con testeos a 30.000 pacientes con edades de entre 18 y 85 años, a realizarse en más de 120 sitios clínicos del mundo, entre los que está incluida la Argentina.

Cabe destacar que, además de Pfizer-BioNTech SE y Moderna, ya hay otros desarrolladores, entre los que se destacan Novavax Inc. y Johnson & Johnson, que se encuentran a la espera de un inminente avance a fase 3 de sus vacunas experimentales.

 

 

Fuente: https://marcelobonelli.cienradios.com/