Según informaron fuentes oficiales brasileñas, falleció un bebé de tan solo cuatro días que fue diagnosticado con COVID-19. El hecho ocurrió en la ciudad de Natal, capital del estado de Río Grande do Norte del país vecino.

La Secretaría de Salud de Río Grande do Norte informó que el niño había nacido prematuramente el pasado viernes y presentó insuficiencia respiratoria.

Si bien el bebé dio positivo en los testeos de COVID-19, el caso se encuentra “bajo investigación” dado que aún resta determinar si el contagio ocurrió después del parto.

“Necesitamos profundizar esa investigación de contagio con los parientes del bebé”, añadió el secretario.

Un día antes del parto, la madre ingresó a una maternidad con un cuadro de complicaciones respiratorias y tenía un histórico clínico con diabetes, hipertensión y obesidad preexistentes.

 

Fuente: Infoveloz.com