En la provincia indonesia de Java Oriental, un grupo de personas tuvieron que cavar tumbas para las víctimas del covid-19 en un cementerio como castigo por no llevar mascarillas en lugares públicos, informa la prensa local.

La semana pasada, ocho residentes de la regencia de Gresik fueron sancionadas por violar los protocolos establecidos por las autoridades locales para prevenir la propagación del coronavirus. Los infractores están sujetos por ley a multas o trabajo comunitario.
 

Un cementerio en la provincia de Java Oriental, Indonesia, el 16 de mayo de 2020.
Antara Foto/Zabur Karuru / Reuters
Un cementerio en la provincia de Java Oriental, Indonesia, el 16 de mayo de 2020. Antara Foto/Zabur Karuru / Reuters

 

Las autoridades señalaron que en la actualidad esa regencia cuenta con solo tres sepultureros, por lo que se decidió sancionar a los infractores poniéndoles a cavar unas tumbas. Una vez terminado su trabajo, se les pidió que rezaran pero no se les obligó a tomar parte en los servicios funerarios.

Ese distrito ha registrado un incremento de nuevos casos de covid-19, que ha llevado a endurecer las medidas para contrarrestar la pandemia y las autoridades esperan que dicho castigo tenga un "efecto disuasorio" para otras personas. Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, Indonesia ha reportado 218.382 infecciones y más de 8.700 muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Fuente: RT