Dos abuelos alemanes demostraron que el gusto por la música no tiene edad. Alojados en una residencia para mayores, decidieron cortar con la rutina y el aburrimiento y se escaparon del hogar. No fue un plan improvisado. Los abuelos huyeron para ir al festival de heavy metal más importante del mundo, el Wacken Open Air.

El personal de la residencia, situada en Dithmarschen (norte de Alemania) le avisó a la Policía, que puso en marcha el operativo de búsqueda y dio con los jubilados a las tres de la madrugada del viernes pasado. 

Según una portavoz citada por DW y que reproduce el Haffpost, las personas estaban "desorientadas y aturdidas", pero cuando llegó la Policía, no querían irse del lugar. Los agentes los subieron a un taxi, pero tuvieron que acompañarlos con el patrullero para evitar que se fugaran otra vez. 

"Obviamente les encanta el festival," declaró la portavoz Merle Neufeld a la cadena pública Norddeutscher Rundfunk. El Wacken Open Air celebró su 29ª edición la semana pasada en la localidad de Wacken, Schelswig-Holstein, Alemania durante cuatro días.

 

Fuente: Clarín