Fue una mezcla de tragedia y milagro. La comunidad de la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela , está conmocionada tras la noticia del bebé de dos años que fue hallado solo en un departamento junto al cadáver de su madre.

Según las autoridades, el menor sobrevivió cinco días junto al cuerpo de la mujer, una modelo venezolana, identificada como Jennifer Ramírez Rivero, que aparentemente murió asfixiada. La Policía entiende que se trató de un homicidio.

"Estamos investigando qué fue lo que sucedió realmente. En la escena del crimen encontramos a un niño de dos años junto al cadáver de su progenitora, con alto nivel de desnutrición", indicó el coronel Javier Barrera, comandante de la fuerza en Cúcuta.

El hallazgo del bebé se produjo luego de que vecinos alertaran por los fuertes olores que emanaban del departamento en el que vivía la mujer de 40 años. Ante la falta de respuesta, los efectivos decidieron ingresar al lugar por la fuerza.

La Policía aún no tiene pistas sobre quién podría ser el autor del crimen, pero sí aseguró que la mujer presenta rastros de forcejeo y que la muerte fue por "asfixia mecánica, al parecer estrangulada", según detalló Barrera.

 

Fuente: La Nación