Una tierna foto con su sobrina, Emma Roberts, desató lo impensado. Y es que Julia Roberts fue víctima del cyberbullying después de que Emma publicara una foto de ambas jugando a las cartas en Instagram. La foto, donde se las puede ver a ambas actrices al natural, despertó todo tipo de comentarios negativos sobre su aspecto físico. Y aunque la actriz está acostumbrada a la gran exposición y a las críticas públicas, los ataques en las redes sociales no le pasaron desapercibidos, y en una entrevista con Harper”s Bazaar aseguró haberse entristecido por los comentarios.

“Me sorprendió ver cómo me afectó todo aquello. Soy una mujer de 50 años y sé quién soy y aún así hirieron mis sentimientos. Me entristeció que la gente no supiera ver la realidad de esa foto: la dulzura, la absoluta y radiante felicidad de esa imagen. Y pensé, ¿y qué pasaría si tuviera 15 años?”, relevó Julia.

Sin embargo, de alguna manera la actriz celebró el haber abierto un Instagram, ya que le dio la oportunidad “de tener una ventana a una forma de vivir que no entendía en absoluto”, aseguró y agregó: “Esto fue un pequeño bache que tuve que experimentar para saber lo que realmente pasa en redes sociales“.

 

Fuente: Perfil