El gobierno y la Cámara de Turismo de Uruguay no quieren alarmar demasiado pero reconocen que esta temporada de verano no es tan buena como otras. Piden “responsabilidad” en los precios de supermercados para que nadie se espante y extrañan a la clase media argentina que ya no está viajando como antes.

Los funcionarios dicen que el arranque de la temporada de verano “es normal” pero tienen miedo por la segunda quincena de enero y lo que pueda pasar en febrero. De hecho, la propia ministra de Turismo Liliam Kechichian realizó un “llamado a la responsabilidad” a los operadores turísticos, en particular a los supermercados, tras constatarse precios hasta tres veces mayores.

El presidente de la Cámara de Turismo, Juan Martínez, indicó que hubo una caída del 15% y que se registra una significativa baja en la llegada de argentinos de clase media. Algunos sostienen, por fuera de los datos oficiales, que esa diferencia es del 51% y lo vinculan con la crisis económica que vive nuestro país con la gestión de Mauricio Macri.

 

Fuente: La República.