Los residentes de Ringaskiddy, un pequeño pueblo irlandés donde se fabrica la pastilla para la disfunción eréctil "Viagra", están quejándose de que los humos que larga la fábrica por sus chimeneas afectan a todos los habitantes del lugar, tanto hombres, como perros, produciéndoles erecciones todo el día. 

Los habitantes del lugar aseguran que "una bocanda y está rígido". Han estado recibiendo los vapores de forma gratuita durante varios años. Otros aseguran que la fábrica es una bendición para todos aquellos hombres que padecen el problema de la impotencia. 

Los representantes de la fábrica aseguran que sería sólo un mito, y que sus procesos de fabricación siempre han sido muy sofisticados, y que cumplen con todas las regulaciones ambientales para no afectar a su entorno ni a quienes lo habitan.

 

Fuente: Intriper