La policía alemana no tuvo descanso este fin de semana. Investigan nada más ni nada menos que cinco muertes, cuatro mujeres y un hombre de entre 30 y 60 años. Tres de ellos fueron hallados el sábado en un hotel de Baviera, atravesados por flechas disparadas con una ballesta. Las otras dos aparecidas hoy lunes sin vida en un departamento en Wittingen, a 600 kilómetros de distancia del hotel. Se cree que una de ellas era la pareja de una de las víctimas de la pensión. 

Por el momento no se cuenta con detalles de la causa de muerte de estas dos últimas víctimas. Sin embargo, se sabe que el departamento en el que fueron halladas pertenece a Farina C., una de las víctimas del hotel. Las otras tres víctimas fueron halladas en la habitación triple que habían reservado por personal del hotel. Los cuerpos estaban atravesados con flechas de ballesta en el cráneo, cuello y torso. 

La policía aún investiga la relación entre las tres personas, un hombre de 53 años, y dos mujeres, de 33 y 30 años. Dos yacían juntos en la cama, y la segunda mujer, dueña del apartamento donde hallaron a las otras dos, yacía tirada en el piso. En la habitación no se encontraron signos de violencia ni de autodefensa. Se encontraron dos ballestas y una tercera dentro de un bolso y los testamentos de dos de las víctimas. Tampoco hay registros del ingreso de otras personas a la habitación. 

Hoy se realizarán las autopsias de los cinco cuerpos, intentando determinar la causa de muerte de las dos mujeres del departamento, que todavía es desconocida. 

 

Fuente: Clarín