La empresa británica de viajes y turismo Thomas Cook anunció que evacuó a sus clientes de un hotel en Egipto adonde dos turistas británicos murieron el martes y otros viajeros enfermaron. "Como la seguridad es nuestra principal preocupación, hemos tomado la decisión de evacuar a todos los clientes de este hotel", informó la agencia en un comunicado.

El hotel es el  Steigenberger Aqua Magic Hotel en Hurghada, una ciudad en la costa del mar Rojo, un destino popular para practicar buceo. John y Susan Cooper, una pareja de sexagenarios de Burnley, en el norte de Inglaterra , pasaban sus vacaciones allí en compañía de su hija y sus nietos. Ambos murieron el martes.

"Aún no se establecieron las circunstancias de sus muertes. También hemos recibido informaciones de un número inusualmente elevado de enfermos entre los clientes. Como la seguridad es nuestra principal preocupación, hemos tomado la decisión de evacuar a todos los clientes de este hotel", explicó la agencia Thomas Cook.

La empresa precisó que 300 clientes se alojaban en este hotel y que serán trasladados a otro alojamiento en Hurghada o directamente a sus casas, si así lo eligieran. Un vocero de AFP aseguró que la decisión fue "una medida de precaución".

La concesionaria del hotel, la empresa alemana   Deutsche Hospitality, no respondió por el momento a la AFP. Tampoco se pudo contactar a las autoridades egipcias tras la decisión de la evacuación.

 

Fuente: La Nación