El ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, se solidarizó con las mujeres argentinas que luchan por el aborto legal, seguro y gratuito. El ex mandatario que legalizó la interrupción voluntaria en su país, con la que se redujo a cero las muertes por abortos clandestinos, remarcó que la sociedad es “cínica” porque todos saben de la existencia en la clandestinidad de la práctica y le pidió a los hombres que “se callen la boca”.

“Mujeres pobres, aisladas y en soledad tienen que hacer frente a situaciones que no tienen salida y tienen un doble castigo, un castigo de clase y otro por ser mujeres”, dijo Mujica con el pañuelo verde de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en las manos.

El ex presidente de Uruguay se solidarizó con la lucha del pueblo y las mujeres argentinas y pidió que los hombres “se callen la boca”. “A ninguna mujer que tiene que pasar por el trance de tener que abortar le gusta”, dijo y agregó: “La manera que existe de evitarlo es ayudar y no dejar sola a la mujer cuando ha tomado esa decisión. Y al brindarle recursos muchas veces retroceden en su decisión pero lo que queda claro es que no se pierden mujeres y hay un mínimo para todas, no sólo para que las que tienen plata”.

Mujica dio su mensaje ayer cuando se encontró con Alberto Fernández y otros integrantes del Grupo Callao entre los que se encontraban Santiago Cafiero, Guillermo Justo Chaves, Miguel Cuberos, Aníbal Pitelli, Camila García, Guillermo Elizalde, Federico Martelli y Claudio  Ferreño.

 

Fuente: Página/12