La empresa internacional Johnson & Johnson decidió suspender la comercialización del talco en Estados Unidos y Canadá tras una gran cantidad de demandas judiciales que afirmaban que el producto contenía componentes cancerígenos.

Hace dos años -a finales de 2018-  apareció documentación que sostenía que la empresa farmacéutica y de productos de higiene personal conocía desde hacía décadas que sus polvos de talco contenían asbesto. Este materia es un mineral de composición y caracteres semejantes a los del amianto y con efectos muy nocivos para la salud.

A partir de ese momento, al reconocida empresa multinacional enfrentó demandas en las que se acusa al fabricante de haber contribuido al desarrollo de cáncer de ovario de varias personas.

Johnson & Johnson realizó varios descargos donde afirmó que sus productos no contiene amianto ni son cancerígeno. Además afirmó que ganó todos los juicios en la etapa de apelación.

Sin embargo, la empresa decidió retirar el producto del mercado en Estados Unidos y Canadá.

“En el marco de una revisión del portafolio de productos realizado en marzo luego de la aparición del COVID-19, la división de Johnson & Johnson dedicada a los productos de salud de gran consumo ha dejado de entregar centenares de productos en Estados Unidos y en Canadá para priorizar productos que son fuertemente demandados y para permitir el distanciamiento social en las plantas de fabricación y centros de distribución”, explicó la empresa en un comunicado.

“La demanda del polvo para bebés Johnson & Johnson en base a talco en América del Norte había ya disminuido debido en gran parte a los cambios en los hábitos de los consumidores”, agregaron.

La abrupta caída en la venta de ese producto “se aceleró por la desinformación sobre la seguridad del producto y por una explosión constante de publicidad que incitaba a presentar demandas” contra el polvo, justificaron desde la empresa.

Además, desde la compañia insistieron que “Johnson & Johnson sigue confiando firmemente en la seguridad de Johnson’s Baby Powder a base de talco” y en que continuará defendiendo “enérgicamente” la seguridad del producto y también contra “las acusaciones infundadas contra él y la compañía en las salas de los tribunales”.

La farmacéutica apunta que el inventario existente en ambos países continuará vendiéndose hasta que se agote y precisó que sus polvos para niño hecho a base de almidón de maíz, seguirá comercializándose como hasta ahora.

 

Fuente: Crónica.com.ar