Dos niños murieron tras ser arrastrados en los poblados de Mirave y de Ubinas, fueron parte de las 11 víctimas fatales que registró el hermano país de Perú tras un temporal de lluvias que provocó aludes mortales.

 

Las intensas lluvias caídas en la zona cordillerana sur de Perú, causaron decenas de avalanchas de lodo y dejaron a medio país aislado.

 

“Mirave es un pequeño pueblo que ha sido arrasado completamente”, declaró el presidente peruano Martín Vizcarra este domingo a la televisión, tras visitar la aldea en la que todos los habitantes perdieron sus viviendas.

 

“Son aproximadamente 2.000 personas que vivían en Mirave” en precarias casas levantadas “en el centro de una quebrada” por donde corren las torrentosas aguas cuando caen de las montañas, agregó el mandatario.

 

 

Fuente: Página12.