Algunos dicen que ocurrió porque faltaba personal en la Casa Blanca pero nada es inocente en manos del presidente de Estados Unidos, uno de los hombres más poderosos del mundo.

Lo cierto es que Donald Trump decidió realizar una cena oficial con hamburguesas de las famosas cadenas Burger King, Wendy’s y McDonald’s.

Orgulloso de la cultura del fast food en su país, el mandatario le ofreció este menú los Tigers de Clemson, el equipo de fútbol americano que ganó el título nacional universitario.

“Pedí unas 300 hamburguesas para ustedes. Todo de empresas estadounidenses: Burger King, Wendy’s y McDonald’s. Todo lo que a mí y a ustedes les gusta”, dijo Trump.

 

Fuente: Ámbito