Son los jóvenes de la Unión Juvenil Cruceñista a quienes adhiere Luis Fernando Camacho, una de las mas reconocidas caras del golpe contra Evo Morales.

El saludo remite inmediatamente a la Alemania nazi y estos representantes vendrían a ser la raza aria de Bolivia, dejando claro cuál es el posicionamiento altamente racista que plantea el golpe de estado. 

 

Fuente: Diario Registrado