Luego de que el ex presidente Mauricio Macri reapareciera públicamente en algunas entrevistas a casi un año de haber dejado su Gobierno, la actual titular del PRO, Patricia Bullrich, defendió su liderazgo dentro de la oposición y advirtió que “la historia argentina demuestra que a aquellos que quisieron hacer un parricidio no les fue bien”.

De esta manera, la ex ministra de Seguridad destacó el rol del ex jefe de Estado y, si bien hizo una autocrítica de lo que fue la gestión de Cambiemos, remarcó que “no está demostrado que la mejor salida hubiera sido la negociación con el peronismo”.

“Yo creo que la historia argentina demuestra que a aquellos que quisieron hacer parricidio no les fue bien. Desde (el dirigente del sindicato metalúrgico asesinado en 1969 Augusto) Vandor hasta ahora. Pasó con los que quisieron matar a (Raúl) Alfonsín y quisieron hacer un radicalismo sin entender lo que fue él, o con los que en el PRO quieren matar al padre. Terminan con una mitad de la historia y la otra parte siempre sirve”, sostuvo Bullrich.

Al participar del programa La Rosca, que se emite por TN, la ex funcionaria se refirió puntualmente a las declaraciones de Macri sobre Rogelio Frigerio y Emilio Monzó, quienes fueron, respectivamente, ministro del Interior y titular de la Cámara de Diputados durante su mandato.

“Yo la delegué en mi ala más política con filoperonistas tanto en la Cámara de Diputados y los gobernadores; yo tendría que haber puesto el foco ahí porque claramente se jugaba mucho en la Argentina en poder convencer”, consideró el ex Presidente, en un diálogo con el periodista Joaquín Morales Solá por ese mismo canal.

Estos comentarios generaron polémica dentro de la oposición y motivaron una respuesta por parte del el diputado nacional Sebastián García de Luca, que está alineado con ese sector del peronismo opositor al Frente de Todos, quien respaldó a Monzó y a Frigerio.

Al respecto, Bullrich sostuvo que, en realidad, lo que quiso expresar con eso es que el Gobierno “necesitaba destrabar un diálogo” en el que él “también tendría que haber sido protagonista”, aunque aclaró que “en definitiva el resultado no hubiera sido distinto”.

“Me parece que lo que está diciendo Mauricio es: ‘Yo no quiero ser protagonista exclusivo, pero tampoco que me maten porque no necesitan hacerlo, estoy dispuesto a abrir una capacidad de que el partido en el futuro genere nuevos dirigentes sin la necesidad de que me maten’. Y está bien que lo diga”, opinó.

En este sentido, agregó que lo que planteó el ex jefe de Estado es “que no se puede ser ingeniero y no político en un país en el que el diálogo para destrabar los problemas es esencial” porque, “en definitiva, este empate estratégico de ‘subo yo y te mato a vos; subís vos y matás al otro’, no termina ayudando”.

Por otra parte, la titular del PRO aseguró que hubo “muchos debates dentro Juntos por el Cambio” una vez que dejaron el poder, uno de los cuales fue “si la solución hubiera sido ampliarse más al peronismo”.

“Lo intentamos con (el líder del Frente Renovador Sergio) Massa y a los seis meses nos votó una ley de imposición contra los despidos que fue brutal para nuestra política. No sé si esa era la solución. También había otras ideas como la de generar una salida más disruptiva en el cambio”, señaló.

Para la ex ministra de Seguridad, si la gestión anterior hubiera sido “más confrontativa” o hubiera “cambiado el paradigma sobre el cual se comenzó a trabajar, quizás el cambio hubiera sido más profundo y más aceptado por la sociedad".

Por otra parte, Bullrich aseguró que “no está nada decidido” en su partido de cara a las próximas elecciones y también aclaró que “(el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez) Larreta no es el candidato a presidente por el PRO en este momento”.

“Es un importantísimo dirigente de nuestro espacio, pero esa es una decisión abierta que tomaremos en el 2022, todo aquel que sienta que pueda ser candidato se puede presentar”, destacó.

Por último, desestimó que vaya a postularse para un cargo en Diputados. “No es lo que más me entusiasma, me parece que (ese puesto) es algo bueno para la gente que tiene 35 o 40 años y está haciendo su carrera política, pero si hago falta para eso voy a estar”, explicó.

 

 

 

Fuente: Infobae.com