La Justicia embargó todo lo que tenía Cristóbal López, incluidas las cuentas sueldo de sus empleados del Grupo Indalo y ahora miles de familias están en alerta porque podrían quedar en la calle.

 

Mientras López y su mano derecha Fabián de Souza están presos, la Sala D de Apelaciones de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial decidió darle la derecha a AFIP, negando la apertura de la cuenta inembargable para el pago de salarios que había ordenado el titular Juzgado Comercial número 5, Javier Cosentino.

 

"No se ignora que la decisión aquí adoptada, podría dificultar el pago de salarios y demás cargas laborales de devengamiento posconcursal que corresponde a la planta de empleados de la concursada. Tampoco se ignora la índole alimentaria de tales conceptos", dice el fallo aceptando que la medida puede complicar a decenas de familias.

 

El juez Cosentino entiende en la causa del concurso de los medios del Grupo Indalo. Para garantizar el pago de haberes de los cientos de empleados había exhortado la apertura de una caja de ahorros para transferir los sueldos. Los mencionados magistrados lo impidieron.

 

 

Fuente: Minuto Uno.