La causa del espionaje ilegal complica la situación judicial de Mauricio Macri. Hasta el abogado del ex presidente reconoció que hubo acciones "al margen de la ley" durante la gestión de Cambiemos y proyectó el futuro de la investigación que mantiene en vilo al macrismo. La cúpula de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la banda de espías ilegales y el propio Macri están en la mira de la justicia.  

Ahora, el letrado del ex presidente, Pablo Lanusse, reconoció que hubo inteligencia ilegal durante la gestión de Cambiemos, intentó despegar a Macri y criticó a Cristina Kirchner por encabezar un supuesto "plan de venganza" contra el ex presidente entre 2015 y 2019. Sin embargo, confesó: "Hubo acciones al margen de la Ley de Inteligencia que debe ser investigada por el juez competente". Y abrió más puertas para seguir investigando al espionaje macrista contra periodistas, dirigentes opositores y hasta por entonces oficialistas. Incluso Lanusse trató de proteger a Macri pero dejó una puerta abierta: "Nosotros no venimos a garantizar impunidad de nadie”.

"Distinto es decir que algunos agentes de Inteligencia deben ser investigados a querer instalar con una muletilla que acá hubo un esquema sistemático volcado por el presidente de la Nación", dijo para despegar a Macri y sostuvo que "no hay motivo" para que el ex mandatario pueda ser detenido. "No hay motivo alguno para que Macri esté detenido. Cristina tiene un plan de venganza y de persecución y va a intentar hacerlo", afirmó Lanusse en declaraciones al canal A24.

La semana pasada, el ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el Gobierno macrista, Gustavo Arribas, prestó declaración indagatoria en la causa en la que se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en 2018.

¿Macri puede ir preso? 

 

Tras destaparse las operaciones ilegales que realizó la Agencia Federal de Inteligencia durante la gestión de Mauricio Macri, el ex Presidente podría enfrentar la pena de hasta 25 años de prisión ya que se lo acusa de producción de inteligencia ilegal y por ser el responsable de “fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional", según explicaron a El Destape fuentes judiciales. 

Si la Justicia avanza en la investigación sobre la causa de espionaje ilegal a periodistas, políticos y dirigentes sociales, Macri podría ser procesarlo y condenado por violar la Ley de Inteligencia y por asociación ilícita, indicaron las fuentes. Las penas por esos delitos son de 3 a 10 años por la producción inteligencia ilegal y de 5 a 20 años por asociación ilícita. Si hay concurso real, es decir, si se comprueba que sus acciones incurrieron en dos categorías penales, podrían sumarse. Dependerá del tribunal que lo juzgue. El límite, sin embargo, son 25 años, la pena máxima en Argentina.

 

Fuente: El destape