El diputado neuquino de Juntos por el Cambio Francisco Sánchez intercambio tuits con dos mendocinas y quedó en el centro de la polémica. La Subsecretaría municipal de Mujeres de Neuquén consideró sus dichos "discriminatorios y misóginos" y lo denunció ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

Eva Sanz publicó un par de fotos suyas en su perfil de Twitter con la propuesta: "Díganme algo que necesiten". Uno de los tantos en contestar fue el diputado macrista de 42 años quien le dijo: "Una nuera como vos para alguno de mis cinco hijos".

 

 

En su perfil, Sánchez se define como "profamilia", está casado y tiene cinco hijos.

 Tras su respuesta, fue interpelado por otra mendocina, Constanza Bravi, quien aseguró: "Fran, a todas nos decís lo mismo. Te descubrí". Pero el legislador aclaró: "No a todas. Solo a las bonitas, inteligentes y por lo tanto, de derecha".

 

 

Fue entonces que las críticas estallaron en las redes sociales y el escrache llegó hasta los canales de televisión.

"Un diputado gateando en Twitter", le dijeron.

"Por lo menos ofrecele un par de camellos al padre", se metió otro usuario de Twitter, a quien Sánchez contestó: "Las dotes se ofrecen por privado".

Estos comentarios no hicieron más que seguir escandalizando a los tuiteros y a la Subsecretaría municipal de Mujeres de Neuquén que fue por más y presentó una denuncia formal en el INADI.

"No sorprende con su conducta machista, discriminadora y misógina, pero no por eso debemos acostumbrarnos y callar", consideraron en un comunicado.

"¿A quién representa?¿Qué neuquino o neuquina comparte estos comentarios libidinosos hacía una joven de 18 años que aún está en la secundaria?", agrega el escrito en el que además recordaron que en mayo del 2020 ya habían denunciado al mismo funcionario por dichos contra el colectivo feminista en ocasión de la Ley Micaela.

Tanto el diputado como las chicas involucradas hicieron su descargo. Sánchez afirmó a LM Neuquén que "no hizo nada malo" y que solo se trató de una broma.

 

 

 

 

Fuente: Diario Uno