"Notas para una política agropecuaria". Así se titula el documento que circuló recientemente, en el cual el candidato a presidente Alberto Fernández describe los lineamientos de trabajo y la visión productiva que proyecta para el sector en caso de resultar elegido.

En el texto, además de destacar la “potencia y enorme capacidad de producción, exportaciones, empleo, innovación tecnológica y acceso a los mercados globales” del campo argentino, se presenta una importante autocrítica: “Sabemos que hemos cometido errores de los cuales hemos aprendido, errores que jamás volveremos a cometer. Los problemas que se generaron con el trigo y la carne no resolvieron el precio al consumidor y afectaron seriamente estas producciones que representan el ADN de la producción nacional”.

Dicho esto, el comunicado plantea que “la política para el sector agropecuario y agroindustrial estará firmemente orientada a generar mayor producción de todas y cada una de las cadenas productivas”.

Por otro lado, el documento enfatiza el presente complejo que atraviesa el país, con una Argentina "estancada hace varios años". Hace foco en las exportaciones, al destacar que incrementarlas es “una cuestión fundamental para recuperar el crecimiento”.

Con respecto al financiamiento, se puede ver que éste es claramente el punto débil del actual gobierno. Ante esta problemática, el Frente de Todos precisa que “el Gobierno del Presidente Macri retornó al dominio de la timba, la especulación y la usura financiera. Más de un año con tasas de interés del 60 al 100%, que tornan inviable la producción" y propone “diseñar financiamiento específico, ajustado a las necesidades de los productores y que tenga un verdadero rol de promoción, estimulando la innovación y la incorporación de tecnología, abandonando este infame presente de bicicleta financiera”.

El documento se detiene también a analizar varias otras problemáticas y presenta propuestas para todas ellas, tales como economías regionales y comercio exterior. La idea de Alberto Fernández para el campo argentino parece ser muy certera y perseguir con mucha claridad el bien común de todas las cadenas productivas del país. Sin embargo, cuando se lee el documento, se puede reflexionar acerca de lo que cada uno de los gobiernos -actual e inmediatamente anterior- pretende para el campo y el desarrollo productivo.

 

Fuente: Minuto Uno