Entre los pliegos que llegaron a la Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación estaba el del presidente del Tribunal Superior de Santiago del Estero, Sebastián Argibay, quien aspiraba a ser nombrado juez federal de primera instancia de esa provincia.

Pese a contar con el aval de Mauricio Macri, el ascenso del magistrado quedó trabado porque por la impugnación realizada por Elisa Carrió, no alcanzó los votos necesarios para que se concretara.

Carrió consideró que Argibay no garantiza la independencia del Poder Judicial Federal en la provincia donde ejercerá el cargo para el que fue propuesto ya que en 2013 el Tribunal que preside el magistrado habilitó la reelección del gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, pese a que la Constitución local le impedía renovar el cargo.

Como si fuera poco Carrió asegura que Argibay está "sindicado como uno de los responsables de encubrir y participar de la red de narcotráfico de Santiago del Estero".

 

Fuente: Diario Registrado