El fiscal Ramiro González, a cargo de la instrucción de la causa que investiga la denominada "Mesa Judicial M" que operó durante la gestión de Mauricio Macri para presionar a jueces y direccionar causas sensibles al gobierno, imputó este miércoles al ex Jefe de Gabinete de ministros Marcos Peña, y al ex ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

La decisión del representante del ministerio Público Fiscal llega apenas un día después de que el juez del fuero laboral Luis Aníbal Raffaghelli ratificara en su declaración las denuncias de presiones ejercidas por el gobierno de Macri sobre la Justicia ante resoluciones contrarias a los intereses del Ejecutivo o bien para direccionarlas en el sentido acorde con sus intereses políticos.

En el escrito que presentó ante la Justicia Raffaghelli relató entre otros actos de hostigamiento el pedido del entonces representante del Poder Ejecutivo ante el Consejo de la Magistratura Juan Bautista Mahiques, de las redes sociales de otro juez del mismo fuero.

También dio detalles de la visita a la Cámara, en marzo de 2016, a poco de iniciada la gestión Macri, del entonces ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que acompañado por varios funcionarios de su equipo, plantearon la necesidad de “consensuar” los fallos. “Se produjo un profundo silencio”, recordó.

“El silencio y la sorpresa fueron la respuesta ante tan improcedente petición. A este episodio le siguió un evidente embate contra la independencia de la justicia nacional del trabajo, que fue poco a poco generando un ambiente hostil a su libre desempeño, alcanzando su cenit con las denuncias infundadas a seis jueces y juezas, que fueron rechazadas totalmente por el Consejo de la Magistratura de la Nación”, declaró el magistrado ante la Justicia.

El fiscal pidió citó además a declarar como testigos a otros cuatro camaristas que participaron de dicho encuentro con Triaca y sus más estrechos colaboradores.

En su declaración Raffaghelli relató también que en el marco de una causa que tenía la Cámara laboral, sus colegas Enrique Arias Gibert y Néstor Rodríguez Brunengo fueron denunciados por el ministerio de Trabajo ante el Consejo de la Magistratura de la Nación. Se les había pedido la destitución, lo que fue rechazado de plano por ese organismo.

“El consejero Juan Bautista Mahiques, a cargo del expediente de denuncia como surge de la documental que acompaño, solicitó se examine el Facebook del Dr. Arias Gibert, lo que motivó el rechazo de la mayoría de los integrantes del poder judicial, además del expresado respecto de la propia denuncia”, relató.

Mahiques era el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura. Fue apuntado por la jueza de Casación Ana María Figueroa como el funcionario que se interesó por la causa del Memorándum con Irán.

Relató también el juez en su declaración que en enero de 2016, apenas asumido el gobierno de Mauricio Macri y trabajando en la feria, recibió en su teléfono directo de la Sala que figura en el listado de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, llamados desde el ministerio de Trabajo “preguntando si habían entrado expedientes contra el Poder Ejecutivo, hecho inusual nunca experimentado en mi larga trayectoria en el fuero laboral y tuvo las características de una presión indirecta”.

“Lo interpreté como una clara presión en un momento en que hubo miles de despidos de trabajadores contratados en la administración estatal”, señaló el magistrado.

 

Fuente: Minuto uno