Mientras en Brasil el fascismo de Jair Bolsonaro está a punto de llegar a la presidencia, en Buenos Aires una avanzada militar del PRO en forma de tijera conjunta entre Nación y Ciudad suspendió una elección de junta vecinal que estaba a punto de significar la derrota del macrismo en la villa 21-24.

Los habitantes del barrio popular votaban este domingo para elegir a los representantes de la Junta y el comicio se adelantaba como complicado para el macrismo, que actualmente controla la vecinal. 

El comicio se realizaba bajo el sistema de ley de lemas. Dos listas llevan candidatos del PRO (uno con la venia de Casa Rosada, el otro con el guiño de Rodríguez Larreta) y otras sendas listas están encabezadas por dirigentes opositores, en un armado de unidad con candidatos del peronismo y de movimientos de izquierda.

Mientras en Brasil el fascismo de Jair Bolsonaro está a punto de llegar a la presidencia, en Buenos Aires una avanzada militar del PRO en forma de tijera conjunta entre Nación y Ciudad suspendió una elección de junta vecinal que estaba a punto de significar la derrota del macrismo en la villa 21-24.

Los habitantes del barrio popular votaban este domingo para elegir a los representantes de la Junta y el comicio se adelantaba como complicado para el macrismo, que actualmente controla la vecinal. 

El comicio se realizaba bajo el sistema de ley de lemas. Dos listas llevan candidatos del PRO (uno con la venia de Casa Rosada, el otro con el guiño de Rodríguez Larreta) y otras sendas listas están encabezadas por dirigentes opositores, en un armado de unidad con candidatos del peronismo y de movimientos de izquierda.

 

 

El acto comicial se desarrollaba con tensión pero cierta normalidad desde las 10 de la mañana en dos escuelas públicas, donde unas 19 mil personas estaban en condiciones de sufragar. Sin embargo, la llegada de personal de Prefectura Naval y de patrulleros que intimidaron a los vecinos en todo momento, terminaron por ensuciar la elección.

Desde el Frente Darío Santillán, la dirigente Carina López Monja apuntó ante Infonews que la elección "tenia que arrancar a las 10, empezaron a llegar los vecinos pero les decian que no estaban en el padrón, aunque el padrón es público y estaban".

La situación se puso más espesa cuando "dos horas después dijeron que había un problema informático y suspendieron".

Las miradas apuntan a Cristian Heredia, un puntero que llegó a la 21-24 de la mano del kirchnerismo varios años atrás pero que desde hace no mucho se corrió al PRO y hoy opera como puntero del explosivo combo Macri-Larreta en el barrio.

Según decidió la jueza Elena Liberatori, encargada juidicial de la elección, la nueva fecha de comicio es el 11 de noviembre próximo.

 

Fuente: Infonews / FB Frente Popular Dario Santillan