En su gira por México, la primera desde que se impuso en las elecciones generales del 27 de octubre, Alberto Fernández se mostró a favor de la despenalización del aborto y afirmó que el Estado debe "garantizar las condiciones de asepsia" para el procedimiento. "El aborto nunca debió haber sido un delito", dijo en una conferencia magistral en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Fuente: Todo Noticias

 

La definición tan tajante sobre un tema que muchos políticos suelen esquivar, sirvió para sumar puntos a una platea estudiantil que se mostro entusiasta desde el vamos. "Soy un hijo de la universidad pública", se definió Fernández, arrancando los primeros aplausos. Al hablar sobre su reunión con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que juntos podían comenzar a darle forma "a ese eje que a tantos preocupan y a nadie debería preocupar. Es un eje que debemos construir en el continente para sacar del pozo de la pobreza quienes están sumidos allí".

"El gran desafío que tenemos es dejar este estigma de dejar de ser continente con mayor desigualdad", definió Fernández, que insistió en el dato que al asumir el país tendrá un 40 por ciento de pobres. "Las mejores sociedades son las sociedades más iguales", comentó, y habló de los beneficios de atender las necesidades de los más postergados. "Es un imperativo moral que tenemos", insistió.

 

Fuente: Diario Registrado