Cristóbal López denunció ante la Justicia las amenazas que recibió directamente del presidente Mauricio Macri.

El hecho ocurrió durante una reunión privada entre ambos en la casa de Franco Macri el día 25 de octubre de 2015 a las 11 de la mañana. En ella, Macri le exigió al empresario que "entregue" el canal C5N para poner presa a Cristina Fernández de Kirchner.

El empresario ratificó sus dichos ante la jueza María Servini en el día de ayer. López denunció los aprietes de operadores judiciales, detalló como se gestó su detención y la “declaración de guerra” del macrismo. 

“Macri nos tiró el Estado encima”, disparó el empresario.

“Me dice que él (Mauricio Macri) necesitaba el canal para ir por Cristina, le digo ¿qué es ir por Cristina? y me dice hay que meterla presa, a lo que yo le contesto no contés conmigo. Yo no soy amigo de Cristina, pero la aprecio y creo en el proyecto político del kirchnerismo”, indicó.

Y agregó: “Me quedé muy nervioso, me alteró. Él no se mostró molesto ni nada, todo lo que me dijo fue con naturalidad”.

La declaración testimonial del empresario fue realizada en el marco de una denuncia que efectuó su socio Fabián De Sousa contra Macri y funcionarios del Gobierno. Entre ellos se incluye al titular de la AFIP Leandro Cuccioli, José Torello, Nicolás Caputo, Fabián “Pepín” Simón, Mario Quintana, Javier Iguacel y al extitular de la AFIP, Alberto Abad.

Según detalló López, Macri le sugiere que Cristina era la que manejaba C5N y “entonces le digo pará pará que yo no soy palo blanco de nadie”. 

“No soy testaferro de nadie, todo lo que tengo es mio y el canal es 70% mío y 30% de Fabián De Sousa, así que ese cuento que anda por la calle diciendo que el canal es de Cristina, sacatelo de la cabeza porque no es cierto”, le dijo el empresario a Macri.

En ese sentido, Macri -sabiendose ganador de las elecciones presidenciales de 2015- le pregunta que iba a hacer después del 10 de diciembre y “le digo: nosotros no vamos a ser oposición, nuestro canal va a ser un canal neutral”.

Además, Cristóbal relató que mantuvo reuniones con Nicolás Caputo y el operador judicial del macrismo Fabián Simón, alias Pepín. El empresario denunció que Simón lo "apretó" en reiteradas oportunidades.

“Yo soy Macri, y lo que venía a decirnos es que Macri había decidido que teníamos que pagar más impuestos o más canon. Usaba frases como “ustedes ganaban mucho los últimos años, ahora van a estar 4 años sin ganar nada”, datalló López sobre las presiones de Simón.

En otra oportunidad "Pepín" le dijo “ustedes hicieron durante 12 años lo que se les dio la gana, ahora nos toca a nosotros” y además manifiestó que “empezó la guerra”.

“Ninguno de nosotros entendía el mensaje, porque no sabíamos que guerra. A los pocos días llegó la denuncia de Alconada Mon (Hugo, periodista de La Nación), el domingo 13 de marzo de 2106 y a la noche el reportaje de Majul (Luis) con el presidente Macri diciendo que nos iban a embargar todas las cuentas porque le debíamos 8 mil millones de pesos a la AFIP”, expresó López.

Y agregó: “Esa fue la declaración de guerra. Guerra despareja porque éramos dos perejiles contra el Estado completo, era como ir a la guerra con EEUU con dos escarbadientes. Macri nos tiró el Estado encima”.

Luego explicó que comenzaron a circular los rumores de que terminaría preso: “Esa duda dejo de ser una duda el 4 de junio de 2017”, cuando un amigo, Daniel Mautone, muy amigo y socio de Daniel Angelici se lo confirmó.

Frente a esta situación, el empresario decidió deshacerse de su parte del grupo. Fue allí que se conecta con el corredor Orli Terranova, persona de confianza de Macri y Nicolás Caputo.

En su declaratoria agregó que, en esta situación, Mario Quintana, exvicejefe de gabinete, advirtió: “No Orly, no nos interesa que Lopez pague, políticamente el negocio es otro. Par nosotros lo mejor es que quiebre y poder exhibirlo en la Plaza de Mayo”.

 

 

Fuente: Ámbito.com