El Gobierno nacional le adjudicó el servicio de vigilancia y seguridad del Ministerio de Educación a una empresa cuyo dueño fue denunciado por acoso sexual.

 

El hombre cuestionado se llama Gustavo Kein, socio fundador junto a Eduardo Alamos de la compañía "Goya Corrientes S.R.L.", quien en 2017 fue escrachado en Facebook por un grupo de mujeres a quienes acosó durante entrevistas laborales.

 

Según aseguró una de las víctimas, Kein le exigió sexo a cambio de un puesto de trabajo en su empresa. Lo hizo durante una entrevista en el centro de capacitación de la compañía, ubicado en 20 y 531, La Plata.

 

"Me dijo que para entrar ahí tenía que acostarme con él, pero le contesté que no y me respondió que si no lo hacía iba a ser una relación muy aburrida", sostuvo la chica al portal Realpolitik.

 

En esa línea, la joven que se había presentado para un puesto de recepcionista disparó: "Para crecer uno tiene que soportar ciertas cosas en la vida. Es normal y natural. Si llegás a trabajar conmigo en algún momento vamos a terminar en el sillón".

 

Tras este acoso y abuso de poder, ella lo escrachó en Facebook y la denuncia se viralizó. Así fue que salieron a la luz otros casos. Hoy, Kein también es noticia pero porque Cambiemos le da, precisamente, la responsabilidad de “cuidar” a las mujeres y hombres que trabajan en uno de los principales ministerios.


Fuente: Minuto Uno.