El pase a los tribunales federales de Comodoro Py de la causa en la que se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal desplegadas durante el Gobierno de Mauricio Macri quedó este miércoles provisoriamente suspendido a raíz de un recurso extraordinario que interpuso la querella de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para que el caso se siga tramitando en Lomas de Zamora.

El titular de la sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, Mariano Borinsky, emitió este miércoles un proveído simple con el que habilitó el tratamiento del recurso presentado por el abogado Carlos Beraldi en contra del fallo de la propia Casación que dispuso que el caso de espionaje pasara de Lomas de Zamora a Comodoro Py.

El recurso extraordinario será tratado porque fue presentado dentro de los plazos establecidos y cumple con todos los requisitos formales para su tramitación y genera “efectos suspensivos” sobre la decisión recurrida.

El juez Borinsky le indicó al juez federal de Lomas de Zamora que deberá requerirle a la Cámara Federal porteña la “devolución” de las actuaciones que les remitiera la semana pasada.

Durante el tiempo que la Casación le dedique a la tramitación del recurso, el juez Auge podría tomar decisiones en el expediente en el que, por ejemplo, quedaron sin resolver los pedidos de procesamientos a los exjefes de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, y una treintena de imputados, formulado por los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide.

Entre los argumentos que esgrimió el abogado de la vicepresidenta para solicitar que la causa quede en Lomas de Zamora destacó el de afectación de la garantía del juez natural, es decir, que los procesos los sigue el juez que los inició y la “gravedad” de los hechos que se investigan.

 

 

Fuente: laroscashow.com.ar