El fiscal Carlos Stornelli fue procesado este miércoles por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, por entender que el fiscal formó parte de operaciones ilícitas, vinculadas con espionaje ilegal en colaboración "con actividades propias de la fiscalía y en connivencia con el fiscal".

Dicha organización criminal clandestina estaría compuesta por numerosas personas, entre ellas agentes inorgánicos y orgánicos de la AFI, cuyos los objetivos fueron políticos, judiciales y económicos. Ramos Padilla dejó constancia que corresponde la prisión preventiva porque estuvo rebelde ocho meses y porque hay riesgos procesales, pero que -por ahora- respetará la inmunidad que tiene por su cargo. De todas maneras, tiene prohibido salir el país, le fue fijado un embargo por diez millones de pesos y se volverá a evaluar la prisión preventiva si se determina su destitución.

El procesamiento es por el delito de asociación ilícita, violación de la ley de inteligencia, coacción e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Según Ramos Padilla, el fiscal se "valió de 'espías', con quienes intercambiaba información sobre supuestas líneas de investigación, pero promoviendo denuncias asentadas en esas ilegalidad; buscando disuadir a abogados molestos, al tiempo que usaba esa relación y los métodos ilegales para cuestiones personales.

 

Fuente: Página 12