Un día después del anuncio de una batería de medidas para tratar de frenar la expansión del coronavirus, el presidente Alberto Fernández encabezó en Casa Rosada la reunión del Gabinete económico y social, donde se definió la "letra chica" de las propuestas.

A las 20.30, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, brindó una conferencia de prensa en la que se refirió a la situación de aquellos padres que deben quedarse en guarda de un menor ante la suspensión de clases. "Esta situación se considerará ausencia justificada. Solo deberán comunicárselo a su empleador", aseguró.

 

"Vamos a exceptuar del deber de asistencia al trabajo a los mayores de 60 años, a las trabajadoras embarazadas y a una serie de empleados con determinadas afecciones crónicas: enfermedades respiratorias crónicas, pulmonares, cardíacas, EPOC o enfisema, entre otras", manifestó.

Sobre este punto, aclaró que en el caso de los mayores de 60 años, la persona podría tener que concurrir al lugar de trabajo si es considerada "personal esencial". "Se aclara específicamente que hay un sector de la sociedad que se considera todo personal esencial, que es el sector salud", señaló pero, nuevamente, aclaró que esto no alcanza a las anteriormente mencionadas.

"Estamos liberando a la gente del deber de asistir al lugar de trabajo. Si están dadas las condiciones para que trabaje en su hogar, debe fijar las condiciones con su empleador para poder hacerlo", continuó el funcionario, que añadió que en ningún caso habrá afectación del derecho a la remuneración.

 

Las nuevas medias anunciadas por el Gobierno

- Se autoriza a todos los agentes del sector público nacional a no concurrir al lugar de trabajo. Podrán trabajar desde sus domicilios en cualquiera de las modalidades de contratación.

- No están exceptuados los agentes del sector público que presten servicios esenciales según lo determinen las autoridades de cada jurisdicción y que no puedan ser realizados desde sus domicilios.

- Se otorgan licencias a todos los agentes del sector público que tengan hijos menores escolarizados. En el caso de los privados, se arreglará entre el empleado y el empleador. "Esta situación se considerará ausencia justificada, solo deberán comunicársela al empleador. Pedimos que se amplíe el trabajo a distancia en caso de ser posible", dijo el ministro.

- Embarazadas, mayores de 60 y grupos de riesgo de los sectores público y privado quedan liberados de concurrir a su lugar de trabajo.

- Los mayores de 60 que cumplan servicios esenciales deberán concurrir a su lugar de trabajo.

- Todo el personal del servicio público y privado de salud se considera servicio esencial. Embarazadas y grupos de riesgo con enfermedades crónicas nunca podrán ser considerados personal esencial.

- Se recomienda a las empresas del sector privado que trabajen con la mínima cantidad de empleados. Y que adopten medidas para trabajar a distancia.

- Se insta a todos los niveles gubernamentales, provinciales y municipales, a sumarse a estas medidas.

Cuáles son los síntomas del coronavirus y cómo se previene