La Corte Suprema de Justicia rechazó este jueves el per saltum que presentó la empresa de internet Google para que intercediera en una demanda que presentó la vicepresidenta Cristina Kirchner.

"Dicho recurso fue dirigido contra la resolución de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, que declaró inapelable la medida de prueba anticipada requerida por Cristina Elisabet Fernández de Kirchner contra Google", expresó la Corte.

El juez en lo Civil y Comercial Federal, Javier Pico Terrero, fue quien hizo lugar a esa solicitud de prueba anticipada y Google presentó una apelación, por considerar "improcedente" el dictado de esa medida, ya que no se cumplían los motivos que cita el Código Civil y Comercial para ese tipo de requisitorias.

La Cámara validó la resolución de primera instancia y desestimó la apelación de Google en un fallo en el que subrayó "la inapelabilidad de las resoluciones del juez sobre producción, denegación y sustanciación de las pruebas".

Sobre la base de sus precedentes, el alto tribunal señaló que "resulta inadmisible el recurso extraordinario por salto de instancia cuando, como en el caso, se promueve contra una sentencia dictada por el superior tribunal de la causa".

En la presentación de per saltum, la empresa habló de una situación de "gravedad institucional", que el pedido "avanza sobre la propiedad privada y los secretos comerciales de Google", que se "pone en riesgo el derecho a la privacidad y seguridad de la información de los usuarios sin ninguna justificación" y que "se afecta la seguridad jurídica y la consiguiente paz social".  

El pedido de la defensa de Google tuvo lugar tras la decisión de la Corte Suprema de aceptar el per saltum presentado por los jueces nombrados a dedo durante el macrismo.

Incluso en su presentación, los abogados de la empresa argumentaron que "aún cuando no sea el único remedio previsto por la reglamentación procesal, es verdaderamente el único remedio 'eficaz' para la protección de los derechos en un plazo útil". Al hacerlo invocó como antecedente, justamente, la presentación realizada por los jueces Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli.

Luis Goldin, abogado de Cristina Kirchner en esta causa, había advertido que "la aceptación del per saltum de la Corte, demuestra una peligrosidad jurídica donde cualquiera se siente con derecho a solicitar un per saltum cuando no hay ninguna situación de gravedad jurídica en la causa en cuestión”.

La ex mandataria presentó una denuncia contra la compañía web a principios de agosto pasado, por haber aparecido mencionada en su buscador como "Ladrona de la Nación Argentina". A raíz de esta situación, sus abogados realizaron un pedido de prueba anticipada para que se realice un peritaje informático para descargar y almacenar la totalidad de datos asociados a su nombre a partir del 17 de mayo hasta el día en que se realice el estudio.

La defensa de Cristina Kircher solicitó esa medida para evaluar cómo se generó esa publicación, cuánto tiempo estuvo activa, cuántas visitas tuvo, la cantidad de visualizaciones e interacciones que generó, para así cuantificar el daño ocasionado sobre la figura de la vicepresidenta. 

 

 

Fuente: Página12.com.ar