Los dichos agraviantes de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, inspiraron a la escritora Silvia Schujer los versos de "Doña Soledad".

Pronto la poesía se volvió viral en redes sociales, con los hashtag #RenuncieAcuña y #OrgullosamenteDocente. Y sumaron diversas interpretaciones, como la de la actriz Mónica Cabrera. 

 

Monica Cabrera

 

LA POESIA

Una doña ñoña 

en su nombre acuña

eñe de carroña

de saña y pezuña.

 

Porteña de "alcurña"

su "geño" y figura

añora las mañas

de la dictadura.

 

Señor y señora

tamaña intención

empeña el mañana

de la educación.

 

A cerrar el puño

y afilar la uña

que renuncie ahora

Soledad Acuña.

 

 

 

Fuente: Página12