El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sigue adelante con su esquema de despidos en distintas áreas esenciales durante la pandemia. Ahora, los trabajadores del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat denuncian un 10% de recorte en los contratos de los empleados del sector.

 

 

 

Desde la junta interna de ATE Promoción Social, los trabajadores remarcaron que los despidos fueron en los contratados bajo la modalidad de locación de servicios que estaban tercerizados. Es decir, una forma de contratación precarizada que lleva adelante el gobierno de Rodríguez Larreta. Además, señalaron que algunos de los despidos fueron hacia quienes se negaron a participar del “voluntariado estatal”.

 

El programa de “voluntariado estatal” impulsado por el gobierno porteño durante la pandemia exige a los trabajadores públicos realizar tareas “de forma voluntaria” para las cuales no han sido preparados.

Desde el comienzo de la cuarentena por Covid-19, varios empleados y empleadas del sector público de la Ciudad de Buenos Aires han denunciado extorsiones en distintas áreas por verse obligados a cumplir con actividades, caratuladas de forma esencial por el propio jefe de gobierno porteño. Entre las tareas a desempeñar se encuentran la asistencia personal a pacientes con Covid-19 que han sido aislados en los hoteles, como así también repartir viandas en escuelas y atender los call center que brindan información a los adultos mayores.

 

Desde el 30 de junio, cientos de docentes del Ministerio de Educación porteño están siendo despedidos sin previo aviso, según una denuncia del Colectivo Docentes sin Trabajo. A fines de julio, el jefe de gobierno porteño despidió a más de 30 trabajadores de la salud que atendían pacientes con Covid-19 alojados en el centro de Costa Salguero.  

 

 

Los testimonios de trabajadores de los distintos ministerios porteños están atravesados por un mismo factor: el miedo a perder su trabajo si no realizan la tarea asignada. La reasignación de actividades sobre los empleados públicos porteños evidencia el esquema de precarización que atraviesa a las distintas áreas del gobierno de la Ciudad.