Un nuevo escándalo salpica al Gobierno. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, participó del blanqueo de capitales antes de ser nombrado en el cargo por un monto de unos 20 millones de pesos, fondos que podrían haber provenido de la evasión fiscal, publicó la revista Noticias.

Según la publicación, "el máximo responsable de la lucha contra la evasión se acogió a la amnistía fiscal" en el año 2016, cuando aún no era ministro.

"Por el monto del que se trata podría haber terminado preso", señaló la revista, que publica que la acción de Dujovne podría haber estado enmarcada bajo la figura de evasión simple, que tiene penas de 2 a 5 años de prisión.

Vale recordar que el funcionario había declarado el año pasado un patrimonio de casi 97 millones de pesos, la mayoría de sus bienes, 74 millones, invertidos en el exterior.

Según se desprende del documento que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA), el principal activo de Dujovne son tres depósitos en cuentas bancarias fuera del país que en total superan los 54 millones de pesos. A ese monto se suma una firma registrada fuera del país que cotizó en 20 millones de pesos.

Tras conocerse la noticia, los legisladores de la oposición reclamaron la renuncia de Dujovne y adelantaron que presentarán pedidos de interpelación para que explique si participó del blanqueo de capitales.

"Vamos a presentar un pedido de interpelación del ministro, pero no queremos que haga como hizo (Luis) Caputo, que terminó huyendo", dijo el jefe del bloque de Diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi.

El diputado consideró que Dujovne "en su vida privada, en su vida anterior de ser funcionario económico claramente evadía impuestos".

 

Fuente: LetraP