En el día de ayer se firmó el Compromiso Argentino para el Desarrollo y la Solidaridad entre sectores empresarios y sociales y que marca el arranque del Consejo Económico y Social.

Al respecto, el ministro de Desarrollo Daniel Arroyo indicó que se trata de “una mesa estratégica” que tiene tres objetivos principales: “Hay que atender el hambre con 40 por ciento de pobres; promover la producción y el trabajo; y honrar las deudas de la Argentina, pero con los 45 millones de habitantes adentro”.

Además, en diálogo con AM 750 brindó detalles del programa de microcréditos que se pondrá en marcha el mes próximo para "desendeudar a las familias".

Dicho programa serán destinados a “máquinas, insumos y bienes de capital” para “desendeudar a las familias y conseguir que salgan del plan social para que entren al mercado de trabajo”. Los microcréditos serán “no bancarios, fuera de la órbita del Banco Central” y destacó que no se harán “con fondos de Anses, sino con reasignación de partidas”.

En ese sentido, Arroyo añadió que el objetivo es que haya “crédito bancario para capitalizar y salir del plan al trabajo” y habló de un plan empalme: “Si un beneficiario de un plan social consigue trabajo mantiene el plan 24 meses”. Apuntó a cooperativas, cadenas de producción y valor y estimó que “en la otra punta está la economía popular”.

 

Fuente: Página12