Las elecciones en Santa Fe son el plato fuerte de esta jornada electoral en la cual en otras tres provincias los electores concurrieron a las urnas para votar a su próximo gobernador. El cierre de los comicios dio paso al comienzo del conteo de los votos y, según todos los cálculos, habrá que esperar hasta cerca de la medianoche para conocer el resultado definitivo, pero las mesas testigo marcan a voces que la tendencia acompaña al peronista Omar Perotti, que va ganando en la capital así como en el interior.
 También promete un final cerrado la elección a intendente de Rosario entre el peronista Roberto Sukerman y Pablo Javkin, un radical asociado al socialismo en el Frente Progresista.

Santa Fe reúne algo más del 8 por ciento del total del electorado. Es el tercer distrito más numeroso detrás de Buenos Aires y Córdoba. Con 2,5 millones de electores supera a la Ciudad de Buenos Aires. Además de gobernador y vice, en las elecciones de hoy se eligieron diputados y senadores provinciales para renovar totalmente ambas Cámaras, como así también intendentes y concejales.

El veredicto de las urnas dirá quién transitó mejor el camino desde las PASO celebradas el 28 de abril hasta este domingo. En aquella primera votación Bonfatti superó individualmente por cerca de 50 votos a Perotti. Pero el peronismo presentó entonces dos fórmulas –la otra precandidata fue la ex vicegobernadora María Eugenia Bielsa- que sumadas entre las dos sumaron casi 195 mil votos más que el Frente Progresista. El resultado mostrará hasta qué punto primó la unidad peronista. El triunfo devolvería al peronismo el gobierno de una provincia que perdió a manos del socialismo en 2007.

Los socialistas apostaron al "voto útil" que podría provenir de algunos que en la primaria se inclinaron por Cambiemos. Sin embargo, como se está viendo, no sería suficiente y Perotti se quedaría con la Gobernación.

 

Fuente: Página/12