Elisa Carrió llegó en los últimos días a Córdoba para brindar el apoyo oficialista a la campaña de Mario Negri. Esta estrategia se vio desestabilizada cuando la líder de la Coalición Cívica, una vez más, desató la polémica con una frase más que desafortunada: "gracias a Dios, murió De la Sota, porque ahí sí sabría lo que es una denunciadora". 

Las hijas del fallecido gobernador se manifestaron por Twitter, repudiando los dichos de Carrió y exigiendo que se disculpe públicamente. Ante la presión del repudio masivo que recibieron sus dichos, la diputada se vio en la obligación de ofrecer una disculpa pública, también por Twitter: "Las palabras sólo pueden ser entendidas desde lo espiritual y en el contexto que fueron dichas. En ningún momento celebré la pérdida del exgobernador De la Sota. De los que no creen, no puedo hacerme cargo. No quise ofender a nadie y si lo hice, mis disculpas más sinceras". Así de ambiguo fue el descargo realizado luego de la ofensa. 

La Coalición Cívia realizó un descargo donde reiteró que no hubo una expresión de "alegría o felicidad" por el fallecimiento de De la Sota, sino que se "enmarcó en una crítica política a su falta de combate al narcotráfico durante sus tres mandatos".

El caso repercutió fuerte en Buenos Aires. Veinticuatro horas antes, en su paso por la provincia de Santa Fe, Carrió había vinculado al gobernador de esa provincia, el socialista Antonio Bonfatti, con el narco: "Si quieren votar a (la banda narco) 'Los Monos' , voten a Bonfatti". Ayer, Bonfatti respondió: "Carrió es una mentirosa, una destructora serial. Todo lo que toca, lo destruye. No ha sido capaz de conseguir un solo espacio político".

 

Fuente: Diario Veloz