Dice que le gustan todos los “outsiders”, sean Jair Bolsonaro o Marcelo Tinelli. Asegura que de la crisis solo saldremos si toda la casta política deja de gobernar usando a los pobres y que, en ese sentido, cualquier opción es mejor a los tradicionales candidatos. Aclara una y otra vez que no quiere ser candidato, que su lugar es otro. Javier Milei hace temporada de verano con una obra teatral y ese es el único protagonismo que le interesa.

Entre selfie y selfie con la gente que lo reconoce por la calle, el mediático economista habló con INFOBAE sobre el triunfo del fascismo en Brasil con Bolsonaro a la cabeza y se animó, incluso, a comparar ese panorama con el futuro cercano de nuestro país.

“A mí me parece interesante que empiecen a aparecer los outsiders de la política. Digo, la política no va a arreglar esto. La política nos metió en esto”, planteó Milei, quien sostiene: “Hoy para salir de todo esto tenés que hacer una reforma del Estado donde los que tienen que perder son los políticos. ¿Vos pensás que son capaces de perder sus privilegios? Olvidate. Usan a los pobres de excusa para no perder sus privilegios de casta”.

En esa línea, destacó: “A ver… a la luz de la mierda que fueron, ¿cuál es el problema con que el próximo sea Tinelli? No me molesta que sea Tinelli, no me molesta que sea (Alfredo) Olmedo, no me molesta que sea (José Luis) Espert, no me molesta que sea Mauricio D'Alessandro o (Héctor) Baldassi”.

 

Fuente: Infobae